Cultura de género y trata de personas

Lesson
Materials

3.1 Cultura de género en sociedad

¿Qué es el género?

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, el género es un concepto que refiere a las funciones, comportamientos y actividades que desempeñan las mujeres y los hombres. Dicho de otro modo, son las conductas aprobadas y el rol que ocupa cada sexo en la sociedad.

¿Qué es la desigualdad de género?

Las remarcadas diferencias en los comportamientos que habitualmente cada sexo tiene dentro de una cultura pueden generar desigualdad de género, es decir, ciertas diferencias que tienden a favorecer a un sólo sector.

Por ejemplo…

Para Tania Rocha Sánchez, la interpretación de lo masculino y lo femenino implica un conjunto de prácticas, creencias, representaciones y prescripciones sociales en todo grupo humano. En otras palabras, cada sexo tiene ya delimitadas sus conductas para encajar en esta estructura social.

Sí, hay impacto en el tejido social

La cultura de género, o lo esperado para hombres y mujeres, sí tiene un impacto importante en la interiorización que se hace del mundo, ya que esto influye en la identidad que construya cada individuo y en las interacciones que mantenga con otras personas.

¿El rol de cada género es variable?

Sí. Cada cultura y civilización humana ha desarrollado una serie de pautas de comportamiento y significados que delimita el comportamiento de hombres y mujeres.

¿Sexo y género son lo mismo?

No lo son. El sexo hace referencia a la condición biológica: sexo masculino o femenino. Mientras que género es una construcción cultural respecto al comportamiento de cada persona; concepciones que se abstraen y se heredan por muchas generaciones.

En particular, el sexo

Se caracteriza por ser biológico, determinado a nivel cromosómico; es innato, ya que nacemos con él, y es universal, es decir, a nivel de biología sólo existe hombre y mujer.

En particular, el género…

Es un elemento cultural, es decir, es una construcción social, por lo tanto, es algo aprendido, que puede ser modificable y cambia según la cultura que se refiera.

¿En qué ha derivado la desigualdad de género?

La inequidad de las oportunidades entre los sexos ha hecho surgir un concepto considerado por algunos teóricos como patriarcado, en el que las diferencias biológicas entre hombres y mujeres constituyen la base perfecta para la discriminación y el abuso de poder del sexo masculino sobre el femenino.

Además de una serie de injusticias que han derivado en la violencia contra la mujer en cualquier manifestación: física, psicológica y sexual, de modo que estas agresiones lamentablemente se han normalizado en este tipo de sociedades.

La Teoría del esquema de género…

Fue la primera aportación científica que validó ambos constructos sociales, lo femenino y lo masculino, como elementos independientes entre sí y valiosos como para ser analizados particularmente.

¿Qué conforma al género?

El género se conforma por tres factores: lo biológico, lo sociocultural y lo psicológico. El factor psicológico juega un papel muy importante, debido a que aporta la identidad del individuo, misma que contribuye en la construcción del yo y en su relación intersubjetiva.

¿Qué tanto influye el género como una construcción social en el individuo?

Aunque no logremos percibirlo, la concepción del género que desempeñamos en sociedad repercute en nuestros deseos, valores y aspiraciones de vida, así como en la imagen y lo que esperamos de las personas que nos rodean.

Dicho de otro modo, nuestro género determinará si queremos ser médicos o enfermeras, respetando el rol de género. Es por ello que cuando una persona realiza una actividad que se le atribuye socialmente al otro sexo se cree que está rompiendo los roles de género.

¿A qué edad comenzamos a aprender los roles de género?

Gracias a estudios recientes se conoce que el proceso de abstracción de la identidad de género comienza entre los 5 y 7 años, que es entonces cuando se interioriza el juicio social y se percibe el grupo al que pertenece. Esto requiere de un proceso de imitación (a su grupo) y asimilación del otro (su no grupo).

¿Qué hacen las autoridades para contrarrestar la inequidad de género?

En muchas sociedades las mujeres tienen menor acceso a la información, atención sanitaria, educación y oportunidades laborales, y que asimismo los hombres son víctimas del sexismo que les impone estereotipos para adoptar conductas arriesgadas que los exponen el peligro. Con las estrategias se espera que:

  • Se aborde y se reduzca la discriminación por motivos de género;
  • Se fomente la integración con perspectiva de género;
  • Se elaboren programas nacionales e internacionales de concientización por todas las naciones pertenecientes a la ONU;
  • Se fomente la participación ciudadana en los programas de concientización;
  • Se vinculen con organizaciones civiles para priorizar la atención en salud, educación y desarrollo integral en la mujer;
  • Se gestione y dé respuestas a las injusticias en esta materia por parte de las autoridades competentes en todos los Estados Miembros.

3.2 Inequidades y violencia en materia de género

¿Por qué la inequidad tiende a derivar en cualquier tipo de violencia?

Con frecuencia, los grupos afectados se convierten en un sector vulnerable de la población que los hace ser susceptible a diferentes clases de agresión por individuos que se encuentren en una mejor posición social.

Sobre todo, en los últimos años, se ha notado un crecimiento en la violencia en materia de género, con clara desventaja para las mujeres; un contexto que ha vuelto al sexo femenino propenso a ser víctima de trata.

Jaime Breilh afirma que las sociedades inequitativas existen porque hay una distribución desigual del poder.

¿Pero en qué consiste el poder al que se refiere Breilh?

Refiere al control de la propiedad, a las riquezas materiales y a la capacidad para expandir la identidad.

Según este sentido, la mayoría de las mujeres son víctimas de alguna clase de discriminación, por el simple hecho de ser mujeres, lo que implica una inequidad de género, de lo social y de lo etno-nacional, a lo que pueden estar continuamente expuestas.

Con regularidad, las diferencias biológicas representan para las mujeres una supuesta inferioridad natural en muchos de los espacios sociales.

El desbalance del poder al que refiere el autor no trata de idealizar a un género, sino de describir el escenario social, por lo que en el tablero de dominantedominado evidentemente los dominados sí cuentan con cierto poder. Por otro lado, asegura que, aunque hay mujeres ubicadas en la estructura de poder, para lograrlo tienen que asumir un rol de dominador.

¿Inequidad y desigualdad son lo mismo?

De acuerdo con Jaime Breilh no lo son, ya que inequidad refiere al proceso en sí de repartir inequitativamente los recursos sociales, mientras que la desigualdad es la consecuencia, es decir, la carencia de oportunidades laborales en mujeres, por ejemplificar.

¿De no existir la desigualdad, hombres y mujeres seríamos iguales?

La idea de que los hombres y mujeres somos iguales es parte de una campaña de concientización, más que una certeza total, ya que existen componentes biológicos, fisiológicos y psicológicos que nos hacen naturalmente distintos. Desde una concepción jurídica o humana sí seríamos iguales.

No obstante, cada fenotipo tiene sus ventajas. Por ejemplo, el fenotipo femenino tiene menor rendimiento muscular en comparación con el masculino. Por otro lado, las condiciones cerebrales y la coordinación motora ofrecen ventajas a la mujer en ciertas actividades y desventajas en otras.

¿Qué se hace en el país para contrarrestar esta situación?

Desde un punto jurídico, la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres establece desde su artículo 1º que “tiene por objeto regular y garantizar la igualdad entre mujeres y hombres; propone lineamientos y mecanismos institucionales que orienten a la nación hacia el cumplimiento de la igualdad sustantiva en los ámbitos público y privado, promoviendo el empoderamiento de las mujeres.”

Un segundo ordenamiento es la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que en esencia establece lineamientos por los cuales el Estado debe intervenir para garantizar y proteger los derechos de las mujeres.

Por otro lado, a la fecha, 30 entidades federativas cuentan con leyes para la Prevención y Atención de la Violencia Familiar y 29 estados tipifican esta problemática como delito autónomo en sus códigos penales.

Tanto sólo en el Informe Mundial sobre la Violencia y la Salud de la OMS, cerca del 69 % de las mujeres entrevistadas mencionaron haber sido agredidas físicamente por su pareja en algún momento de sus vidas. Asimismo, en América Latina y el Caribe, países como Paraguay reportan que el 10 % de las mujeres han sido violentadas físicamente por la pareja.

¿Qué tan efectivo han resultado estas acciones?

Las mujeres víctimas de violencia frecuentemente no obtienen un acceso a recursos judiciales idóneos y efectivos al denunciar los hechos sufridos, permaneciendo la gran mayoría de estos incidentes en la impunidad, y por consiguiente quedando sus derechos desprotegidos.

Las investigaciones de casos de violaciones a los derechos humanos, que incluye los casos de violencia en contra de las mujeres, deben llevarse a cabo por autoridades competentes e imparciales.

3.3 Consecuencias criminales derivadas en trata de personas

¿En qué ha afectado el machismo y la cultura de la violencia contra la mujer?

En normalizar valores, prácticas y relaciones desiguales que pretenden justificar el control y la violencia hacia la mujer.

¿Cuáles son algunas de las consecuencias?

La feminización de la pobreza, es decir, la falta de oportunidades educativas, laborales y económicas en las mujeres que repercuten en condiciones de vulnerabilidad y empobrecimiento, de tal modo que difícilmente pueden acceder a elementos básicos de supervivencia.

Por otro lado, la discriminación de género, que implica que un hombre será mejor considerado que una mujer para ocupar un cargo o para asumir una responsabilidad.

¿Esta agresión deriva en trata de personas?

Sí, la supuesta superioridad masculina frente a la femenina impacta severamente en la seguridad de la mujer, ya que la hace ver como un blanco fácil para los agresores y los tratantes.

La trata de personas se liga con otros delitos…

La actividad ilícita de la trata de personas se vincula con otros delitos, tales como:

  • El tráfico de migrantes, ya que implica el traslado de la víctima de un Estado a otro, a fin de obtener un beneficio para sí o para un tercero, violando los controles migratorios.
  • Lavado de activos, que significa buscar maneras financieras para ‘limpiar’ el dinero obtenido a cambio de la explotación de la víctima. Con frecuencia, para lograrlo se requiere de:
  1. La colocación, o poner los recursos en un sistema financiero que transforme el dinero en una manera limpia.
  2. La transformación, o extracción de los réditos obtenidos por la inversión y moverla a través de una compleja serie de transacciones financieras.
  3. La integración, o el uso de los réditos de vuelta en las actividades criminales.
  4. La falsificación de documentos, que implica falsificar o formar documentos falsos para la víctima para que pueda residir en el lugar al que ha sido trasladada. Con regularidad, para lograrlo se requiere de un servidor público que facilite el trámite.
  5. El secuestro simple o extorsivo, que tiene por objeto el ocultamiento, sustracción, arrebatamiento o retención de una persona, en contra de su libertad.
  6. La desaparición forzada, que aunque parecida a la anterior, se parece en que se busca secuestrar y perder el trasto de la víctima, para que ésta pueda ser explotada con menor riesgo.
  7. La tortura es un delito al que recurren los tratantes para mantener el control sobre la víctima y garantizar que ella ceda a los deseos del victimario.
  8. El homicidio es un delito al que llegan a recurrir los tratantes, ya sea porque no pudieron controlar del todo a la víctima o porque ya no les era útil. Sin embargo, la mayoría de las veces esto es una buena opción, debido a que una víctima es sinónimo de beneficio económico.
  9. La inducción a la prostitución es una práctica en la que los tratantes obligan a la víctima a prostituirse contra su libertad y exponiéndose a diferentes peligros.
  10. El reclutamiento es también una actividad ilícita, que refiere a los actos de captación, traslado, acogida y recepción en contra de la víctima.
  11. En el tráfico de niños, niñas y adolescentes, hay una actividad importante, ya que se hiere a menores de edad, canalizándolos a diferentes actividades de explotación que podrían derivar en un severo daño físico, psicológico o sexual.

Por favor descargue los archivos para después regresar a responder los exámenes correspondientes. Módulo 3-Tema 1Módulo 3-Tema 2 Módulo 3-Tema 3