Políticas públicas e institucionales de atención en materia de trata de personas

Lesson
Materials

Es importante ver el video completo para que le permita realizar los exámenes

5.1. El Estado mexicano ante la problemática de la trata de personas

La trata de personas es una forma ilegal de comercio que se da en nuestro país y en todo el mundo, que es considerada como una falta grave a los Derechos Humanos. Actualmente, es considerada como la forma moderna de esclavitud y ocupa el tercer lugar a nivel mundial en el ranking de delitos.

México aprobó una ley que busca dar protección sobre todo a las mujeres y los niños, grupos que figuran como vulnerables o más susceptibles a ser víctimas de trata. Sin embargo, se conoce que también se ve afectado un gran número de migrantes, indígenas, obreros, campesinos y jóvenes, en algunos puntos geográficos del territorio mexicano.

En gran parte del continente americano encontramos una tendencia en la trata de personas, al ser empleadas en su mayoría a la explotación sexual, mientras que en Europa hay cierta tendencia a los trabajos forzados y, también, a la explotación sexual.

¿Pero cómo es que ocurre la trata en México?

Derivado de la pobreza y la marginación, muchas personas pertenecientes a las comunidades de bajos recursos de México o Sudamérica realizan el viaje por el ‘sueño americano’, exponiéndose a los riesgos que corre todo migrante.

En el camino, muchos viajeros son capturados por grupos o cárteles mexicanos, con el objetivo de ser explotados de alguna manera.

¿Existe algún epicentro de este delito en México?

Según algunos estudios recientes, Tlaxcala es el estado más peligroso respecto a la trata de personas, en el que principalmente las niñas y mujeres son esclavizadas para ser explotadas sexualmente. La mayoría de las víctimas son mayores de edad y de nacionalidad mexicana.

La red sobre este delito se ha vuelto tan compleja que México se ha convertido en uno de los mayores proveedores para los Estados Unidos.

El sector infantil es uno de los más afectados, ya que se calcula un gran número de menores atrapados en la red de trata, destinados a las zonas turísticas y fronterizas, como Acapulco, Cancún, Tijuana y Ciudad Juárez.

Según el periódico El Milenio, nuestro país es un foco rojo en explotación de niñas y niños, ocupando el primer lugar en producción de pornografía infantil.

¿Por qué es tan redituable la trata en México?

A diferencia de un objeto o de una droga consumible que sólo puede venderse una única vez, un cuerpo humano puede ser vendido múltiples veces en un solo día, lo que genera más y mejores ganancias a los tratantes.

¿Pero qué es lo que hace exactamente el Estado mexicano para entender este problema?

Publicar la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas que impone sanciones legales, administrativas y económicas, según la gravedad del acusado; penas que aumentan o se duplican si el delito fue cometido en contra de menores de edad, mayores de 70 años o indígenas.

Además, las sanciones también son severas para los servidores públicos que se han coludido con los grupos delictivos, haciéndose acreedores a la destitución de su cargo, inhabilitación temporal o prisión.

Por otro lado, las instituciones que conforman la ley deben desarrollar campañas de prevención y atención en materia de trata, promover convenios de colaboración institucional para proteger y atender víctimas, informar y capacitar a funcionarios en el tema, promover la investigación sobre la trata y presentar informes anuales sobre el contexto del delito en el país.

¿Además de la ley, hay algún plan a seguir en México?

Sí, y recibe el nombre de Programa Nacional, que tiene el objetivo de conocer el contexto real sobre la trata de personas, de prevenir el delito en coordinación con organizaciones gubernamentales y de la asociación civil, de coadyuvar en el mejoramiento de la procuración de justicia en esta materia y de proporcionar atención integral y de calidad a las víctimas de trata.

En síntesis, el Programa Nacional busca enfrentar este problema mediante las 3 P (Prevención, Persecución del delito y Protección a la víctima)

¿El Estado mexicano brinda asistencia a las víctimas?

Sí, para dar aviso de que una persona se encuentra en esta situación, incluye una línea gratuita al número 01 800  5533 000, con cobertura nacional y servicio durante todo el año, que incorpora denuncia para casos de mendicidad forzada, tráfico de personas, matrimonio servil, esclavitud y explotación laboral y sexual, así como atención psicológica.

Al ser reconocida una persona como víctima, será canalizada a las instituciones correspondientes para su tratamiento, siempre respetando su libertad y no transgrediendo ninguno de sus derechos.

¿Estas acciones son efectivas?

Para diversas instituciones y parte de la prensa, México no ha cumplido con los estándares mínimos en combate contra la trata de personas, además de que se ha señalado continuamente la participación de servidores públicos que contribuyen con este delito para obtener un beneficio monetario.

5.2. El papel del protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños

La Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional estableció el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, que tiene como propósito reconocer, abordar y resolver el grave problema que se mantiene en materia de trata a nivel internacional, mediante la colaboración de los Estados miembros.

¿Cuál es el papel de la UNICEF?

La UNICEF o el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia procura vincularse con los gobiernos para luchar en contra de la trata en niños, en lo referente a la prevención, protección y persecución del delito. Define a la actividad como “una violación de sus derechos y su bienestar, [que] les deniega la oportunidad de alcanzar todo su potencial”.

El propósito de la organización es proteger a los niños víctimas de trata, ubicándolos en un entorno seguro, en coordinación con profesionales de la salud, trabajadores sociales, cuerpos de seguridad pública y cónsules.

¿Qué procura el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños?

Este protocolo entró en vigor el 25 de diciembre de 2003. Es el primer instrumento mundial jurídicamente vinculante con una definición efectiva de la trata de personas. El objetivo es facilitar la convergencia en los enfoques nacionales acerca de la problemática y apegarse a los derechos humanos.

Por otro lado, el Protocolo contra el tráfico lícito de migrantes por tierra, mar y aire que entró en vigor en 2004, se ocupa de la creciente problemática de los grupos delictivos que trafican personas, con altas ganancias para los agresores. Con este protocolo se consigue promover la cooperación entre los Estados, al mismo tiempo que protege los derechos  de los migrantes, objeto de tráfico ilícito, así como prevenir peores formas de explotación.

En cambio, el Protocolo contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, sus Piezas y Componentes y Municiones entró en vigor en 2001, cuyo objetivo es promover, facilitar y fortalecer la cooperación entre los Estados miembros para promover, combatir y erradicar la producción ilícita de armas de fuego y sus componentes. Al aceptar, los Estados miembros se comprometen a adoptar una serie de medidas de control del delito e implementar un ordenamiento jurídico homogéneo en tres disposiciones normativas:

  • Tipificación de los delitos relacionados con la producción y tráfico ilegal de armas de fuego
  • Un sistema de autorizaciones o licencias gubernamentales para garantizar la producción legítima de armas de fuego
  • Un rastreo coordinado de las armas producidas bajo un marco legal y todas aquellas que no lo están

¿Cuáles son los principales riesgos a los que se exponen los niños cuando son víctimas de trata?

En su mayoría, los niños pueden ser sometidos a explotación laboral, de modo que trabajarán en plantaciones, minas u otras condiciones peligrosas, manejando sustancias químicas, pesticidas o materiales dañinos para la salud.

Pueden también ser destinados al trabajo doméstico, en donde serán utilizados para este fin sin recibir seguridad, refugio o incluso comida, soportando condiciones atroces de trabajo.

Algunos otros niños son utilizados como soldados y han participado en estos conflictos bélicos al menos en 30 situaciones de guerra en cada región del mundo en las fechas recientes. Normalmente ocupan cargo de mensajeros, cuidadores, cocineros o esposas, proporcionando servicios sexuales a los combatientes.

Sin embargo, la opción más común es que sean víctimas de explotación sexual, de modo que serán forzados a trabajar en prostíbulos, circuitos de prostitución o clubes de nudismo.

Esto lleva a que otra cantidad importante de niñas sean entregadas en matrimonio forzado, como parte de un pago económico en comunidades de extrema pobreza- Los arreglos de esta clase son muy comunes en regiones como África, en donde la voz femenina ha sido silenciada.

La trata en niños también desemboca en la adopción irregular, que consiste en vender a bebés o niños a personas que desean ser padres y por diferentes motivos no pueden serlo. Esta práctica ha incrementado en los últimos años y ha contribuido a impulsar el tráfico ilegal de menores.

Asimismo, los niños están expuestos a la explotación en el deporte, sobre todo en el que involucra carreras de camellos. Por ser pequeños, son idóneos para ser jinetes de estos animales, actividad que tiende a ser sumamente lucrativa. Cabe mencionar que este deporte es muy peligroso y puede terminar en lesiones serias o incluso la muerte. Los niños que pierden en las carreras son maltratados por su explotador, tanto física como psicológicamente.

Otra alternativa para los tratantes es la mendicidad, en la cual los niños son utilizados para pedir limosna en las calles, para más tarde retirar sus ganancias. En algunas ocasiones, los menores son mutilados para generar lástima entre las personas.

Por último, un gran número de infantes son capturados para extraer sus órganos y que estos sean vendidos en el mercado negro.

5.3. Estrategias de prevención

Parte fundamental para combatir la trata de personas desde la ciudadanía es la prevención, una campaña diseñada por las autoridades competentes y con amplia difusión.

Para lograrlo, será necesario fomentar la concientización sobre la problemática de trata de personas, que promueva los valores y dé pie a una colaboración y empatía social.

La sensibilización de un problema de talla global fortalece redes solidarias entre los ciudadanos, lo que permite inhibir paulatinamente aspectos de discriminación, inequidad de género, marginación y racismo.

Es en este contexto en el que las autoridades deben de sumar estrategias para reducir la afectación en las niñas y mujeres, factor que interviene directamente en la relación de la oferta y la demanda en la explotación.

Al respecto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos propone:

  • Formación de modelos educativos y programas sociales a favor de los niños, las niñas y las mujeres.
  • Atención en el desarrollo socioeconómico, generación de empleos, equidad de género y combate a la discriminación.
  • Campañas de concientización y sensibilización en escuelas y al público general.
  • Sensibilización de los medios de comunicación sobre la trata de personas.
  • Inversión en investigación y acción policíaca para combatir exitosamente la trata.

Sin embargo, la CNDH refiere a la poca practicidad de reforzar o blindar las fronteras para limitar la entrada y la salida de las personas, porque según la institución esto únicamente lograría “aumentar los riesgos, los costos y los peligros en los traslados”.

Por favor descargue el siguiente archivo para después regresar a responder los exámenes correspondientes. Módulo 5